jueves, 3 de marzo de 2011

No estaba muerto, estaba de parranda...jeje...


Sí.. Lo sé… Llevo más de 2 semanas sin actualizar y es la primera vez que me pasa esto desde que me puse en danza con el blog.
Aunque no tengo excusa, si que es verdad que estoy súper liado, y cuando llego a casa, pues no es que tenga unas ganas abrumadoras de escribir…
Por lo demás, todo va muy bien…
Mucho trabajo, excesivo en estas fechas diría yo, mucho deporte, y mucho compromiso social…
En lo deportivo estoy muy motivado y contento… mis temores en la bici, se van disipando y cada vez me encuentro con mejores sensaciones. Ahora empieza lo bueno de cara a Lanzarote y las horas de entrenamientos semanales van en aumento…
Por fin, he conseguido doblar entrenamientos… Es decir, entrenar por la mañana y por la tarde. Hasta ahora siempre lo hacia todo por la tarde con el consecuente resultado, (llegar a casa tardísimo).
El hombro está respondiendo a la perfección, y la ni me acuerdo que estuve lesionado… Voy cogiendo la fuerza y la velocidad en el agua, aunque se que aun me queda mucho margen de mejora hasta el Ironman…
Como anécdota, contaros que el Domingo pasé mas frio que en toda mi vida, y me vi seriamente comprometido… La idea era subir el puerto de Tudons saliendo desde Campello y volver, (113km, partiendo desde nivel del mar hasta 1050m de altitud). Pero nuestra idea se vio truncada por la climatología…
Quien iba a pensar que el domingo iba a llover, cuando el Sábado hice la salida a pie sin camiseta con un sol espectacular??? Pues sí.. el Domingo llovió e hizo un aire terrible.. y para colmo nos pillo en plena ascensión que mas o menos íbamos de maravilla, sin pasar mas que el justo frio, pero para bajar fue otra historia…
Para bajar, con el aire, y mojados, la sensación térmica cambio por completo y las manos y los pies se me congelaron y no sentía algunos dedos.. Cada vez iba a mas, hasta que me vi en un serio aprieto… decidí parar… Me temblaba todo, no podía controlarme los temblores que eran de un nivel preocupante… Viéndome así, paré a una furgoneta a ver si me podía acercar al pueblo mas cercano (Sella) que estaba a unos 3 o 4 km, pero no cabía en ella… Al menos, conseguí que me dieran 4 bolsas, (pies y manos), y de esta forma pude llegar al pueblo.
Cuando llegué al pueblo, 3 de mis compañeros ya estaban allí esperándonos de la mejor de las formas que se me podría haber ocurrido, al calor de una lumbre… A ellos todos nos había pasado lo mismo… y estuvimos a punto de llamar a una ambulancia y todo…jajaj.. Ahora nos reímos, per en esos momentos, a verdad es que fueron duros…
Ese bar con la chimenea fue lo mejor que nos podía haber pasado… , Café con leche y bocata de embutido para entrar en calor también…jejej…
Por supuesto, no cogimos mas la bici… Y decidimos llamar a nuestro gran amigo Joserra que muy amablemente fue desde Elche a recogernos con su coche.
Desde aquí, y en nombre de todos, MUCHISIMAS GRACIAS GRAN GURU.
PD: cuando salimos de aquel bar, hacia un sol escandaloso y 21º …. Hay que joderse!
Saludos!!!!

2 comentarios:

  1. Siempre dependemos de la climatología. Animo para los entrenos IM y enhorabuena por Sevilla. Saludos.

    ResponderEliminar